Crítica: Batman – Ascensión como la espuma y caída como el plomo

Seguro que muchos conocerán a este personaje de comic ya sea por la series de tv, por las películas de cine o directamente porque habrá leído algún que otro comic que pudiera haber caído en sus zarpas.

La historia del justiciero es de sobra conocida: niño rico que ve morir a sus padres durante un atraco que decide vengarles combatiendo la injusticia a base de compartir su miedo hacia los murciélagos de pequeño y transformarlo en algo terrorífico.

Corría el año 1989 cuando el cineasta Tim Burton presentaba en los cines Batman. Su conocida inclinación al mundo gótico nos trajo un peliculón que para aquel año (y vistas algunas de las sucesoras) fue una de las mejores. Nos traía a un gran Michael Keaton interpretando al oscuro justiciero, un papel que supo interpretar muy bien desde mi punto de vista. Por no mencionar a un espectacular Jack Nicholson dando vida al villano más mortífero del héroe de orejas picudas, el Joker. La película fue un taquillazo, las interpretaciones… Sublimes, hasta la de Alfred fue, aunque un poco desapercibida, brillante.

batman_returns_by_twiggylizard-d58bisx

Así pues, gracias a ese éxito en  1992 nos llegó otra obra maestra de Burton: Batman Vuelve. Una vez más el director se superó con su guion y unas actuaciones brillantes. Michelle Pfeifer en una espectacular Catwoman y Dani de Vito como el increíble pingüino, dieron el colofón a una saga de dos películas que  encandilaron al público.

Pero,  el caprichoso destino quiso jugar, en 1995, en contra del espectador de la mano de Batman Forever.

Una película con poca acción enfocada más a la psique del justiciero nocturno y endulzada con un joven Robin que más bien no aporto nada a la película. Val Kimer no dio la talla como Batman, el uniforme de Robin parecía sacado de los power rangers de látex. Lo peor de todo no era Batman, Robin o un Edward Nigma interpretado por un Jim Carrey que abusaba del humor característico suyo en vez de echar mano de la inteligencia del personaje, si no la gran mancha que quedo en el expediente de Tommy Lee Jones. Grandísimo actor para un papel mediocre como dos caras, desde mi punto de vista eso no se le puede hacer a alguien con su reputación.

Así pues llego 1997 y nos pusieron delante : Batman y Robin.

En un intento desesperado nos pusieron a un playboy como George Clooney como Batman, al Schwarzenegger como Víctor freeze y a Uma Thurman como Poison Eve. Desastre monumental pero con mayúsculas, MONUMENTAL. Me puede decir alguien ¿qué narices hace Batman en un desfile de modelos? ¿Y los uniformes? Pero si parecen los bailarines del lago de los cisnes… Dios sácame los ojos y báñalos en ácido sulfúrico. Lo de Batgirl, Bane y Robin pues lo dejare como casos aparte lo mismo que una Hiedra venenosa preocupada más por su estética que por la supremacía de la madre naturaleza, la verdad es que la película iba de mal en peor.

batman-forever-4fec2bc9daccc

Ahí el caballero oscuro sufrió una caída a los infiernos como lo haría una bola de plomo lanzada desde la estratosfera.

Cuando la gente ya daba por perdido al justiciero hasta el punto de olvidarse de el, llego Christopher Nolan en 2005 con una obra maestra que devolvería la ilusión a los cinéfilos: Batman Begins.

Nos traía un Christian Bale encarnando a un Bruce Wayne  que a lo largo de la película nos relatarían sus comienzos como Batman. La muerte de sus padres y en general su viaje espiritual, físico de niño rico y mimado de gotham a justiciero enmascarado y defensor de la justicia. Trajes, equipo, tecnología, acción, humor, tragedia… Esta película lo tenía todo además de unos grandísimos actores que supieron dar la talla. Así pues nos traían a un Ra’s al Ghul interpretado por Liam Neson que lo hizo de vicio, que diálogos, que forma de moverse…Impresionante. Al gran Gary Oldman como el teniente Gordon, un Morgan Freeman interpretando a un Lucius Foxx que se encargaría de proporcionar a nuestro encapuchado de todo su arsenal, pero el mejor sin duda alguna fue un espectacular Michael Caine dando vida a ese Alfred que todos acabamos amando pues en su servicial trabajo de mayordomo supo incluir ese aire humorístico y sarcástico que sacaba una sonrisa a todos hasta en los momentos de mayor tensión.

A partir de ahí la popularidad del murciélago subió como la espuma y en 2008, de nuevo de mano de Nolan, nos llegó: Batman The Dark Knight. Aunque en esta ocasión los personajes como Batman o Lucius se frenaron siendo su  interpretación un poco más flojas o suaves con respecto a la anterior, el bajón apenas se notó gracias a la grandísima e inolvidable actuación de un difunto Heath Ledger, descanse en paz, encarnando al villano más desquiciado, peligroso y emblemático del enmascarado, obviamente hablo del Joker. Una interpretación de nota 15 sobre 10 que le valió un merecidísimo óscar, póstumo desgraciadamente. Y un estupendo Aarón  Eckhart interpretando a un Harvey Dent sumergido hasta llegar al temible “Dos Caras”.

batman-movies-the-joker-favim-com-483244

Finalmente, Nolan decidió finalizar su saga del encapuchado con una tercera y última entrega: The Dark Knight Rises.

Aquí personalmente creo que algunos personajes dieron un bajón significativo o no dieron con la tecla para alcanzar a sus homónimos del comic, así pues nos presentaron a un Bruce Wayne/ Batman deprimido y “retirado” de la vida de justiciero, a causa  de hechos producidos en la anterior película,  abandonado físicamente  y moralmente cosa que jamás hubiese permitido el del comic. Luego está la guapísima Anne Hathaway interpretando a una pseudo Catwoman que visto lo visto poco se le parecía a la del comic, más bien nada, ni por sus habilidades ladroniles ni sus aptitudes para el combate. Aun así a otros actores les toco llevar la batuta de la película tales como un brutal Tom Hardy en la piel de un Bane, sin el suero/potenciador muscular, de 10 con una mente fría y calculadora que hacia las delicias de aquellos que se enamoran de los grandes villanos. Del mismo modo que aparece un joven Joseph Gordon-Levitt  que interpreta a un joven policía de gotham que acabaría sorprendiendo a más de uno. Y el resto de lo bueno se lo llevaron los habituales como el sr Caine y el sr Freeman con sus actuaciones, cortas pero intensas, sin olvidarnos de Gary Oldman en su papel de comisario Gordon.

Y ahora… El papel del hombre murciélago va a pasar a un nuevo actor conocido por todos y poco agraciado en el mundo del comic, Ben Afflec. Todos nos acordaremos de su desastrosa  interpretación como Daredevil de Marvel. Si bien es cierto que, si no todos casi todos, nos asustamos al oír a quien designarían en el reinicio de los personajes de la franquicia DC en el cine también sería justo que le diéramos, al menos creo humildemente, que quizás se merezca una oportunidad de redimirse, porque si la pifia tendría que estar de patitas en la calle.

Y con esto concluyo mi análisis de la trayectoria del hombre murciélago en su historia cinematográfica, espero que os guste y ya sabéis:

“Las criticas si son constructivas y de buen rollo son bienvenidas”

This article has 1 Comment

Deja un comentario