Análisis: INSIDE – PS4/XONE/PC

Esa pequeña luz al final del túnel.

Y es que Inside, el nuevo título del estudio independiente PlayDead, es un rayo de esperanza ante un negocio en decadencia en el que los estudios más poderosos  acaparan los medios a base de talonarios o publicidad engañosa.

Así es amigos, a pesar de estar ante la que posiblemente sea la peor generación de la historia de los videojuegos, de vez en cuando llegan desarrollos que hacen no perder la esperanza en el sector  y que merezca la pena seguir invirtiendo nuestras horas en él.

Esta nueva obra de PlayDead puede ser considerada como la secuela  espiritual de LIMBO, que aunque la historia sea nueva y nada tenga que ver con su predecesor, tiene las mismas bases asentadas haciendo de ello un producto sólido y reconfortante.

Sin necesidad de una introducción al título y ninguna línea de texto, Inside es capaz de transmitirnos los sentimientos de nuestro joven protagonista,  todo ello gracias al genial y abrumador estilo artístico, dando sentido a la frase: Una imagen vale más que mil palabras.

Para los que desconozcan por completo esta nueva obra, os voy a hacer un breve resumen de como empieza nuestra aventura y por qué seremos absorbidos por ella de principio a fin.

Somos un joven que trata de huir desesperadamente de sus perseguidores en un mundo desolado y controlado por una organización misteriosa que trata de controlar a todos los seres libres del planeta.

INSIDE_shot_10

Es simple y llano, pero no así su diseño artístico, hecho con cariño, mimo y con un cuidado tan grande que cada uno de los parajes que visitaremos nos narrará la historia que se oculta dentro de esta obra.

Tomando la estética cromática de LIMBO, éste lo lleva a un paso más allá gracias a unas elaboradas animaciones y un diseño pseudo 3D.

Además, hacen el buen uso de colores chillones, como el del jersey de nuestro protagonista, para todo aquello que necesite sobresalir o transmitir algo importante al jugador, algo que pudimos ver en películas como Sin City.

Nuestra tarea no será fácil, y es que tratar mantener con vida a nuestro joven amigo no será fácil ante la cantidad de obstáculos que nos encontraremos por el camino, ya sea mediante la incansable persecución que nos acecha o los numerosos puzles interactivos que nos impiden lograr nuestra gran escapada.

Gracias a la integración de un sistema de juego fácil y eficaz, se logra que el jugador mantenga todos sus sentidos en el mismo punto, haciendo que nuestro principal objetivo sea la absorción total de la historia a través de nuestras acciones.

El apartado sonoro es ese gran aliado que lo ayuda a catapultar hasta cotas sobresalientes. Es magnífico, abrumador y soberbio, haciendo que suframos las mismas emociones que nuestro protagonista gracias a las enigmáticas composiciones y su buen uso de los graves, algo que notarán todos aquellos que jueguen con un equipo de sonido compuesto por buffer y speakers.

inside 2

Como punto negativo, cabe recalcar que la aventura es corta, pues en unas 3 horas aproximadamente lograremos alcanzar nuestro objetivo final. Tranquilos, existen objetos ocultos repartidos de principio a fin, por lo que incentiva la rejugabilidad, ya que conseguirlos todos nos abre las puertas a un final alternativo que explicará teorías o dudas que posiblemente surgirán en tu cabeza durante la campaña.

Si bien es cierto que es corto, hay que recordar que se trata de un juego independiente hecho por un estudio pequeño, lo que hace que tenga  casi todo el presupuesto invertido en calidad y no en cantidad, algo que es de agradecer ante la fiebre actual del mundo abierto, estilo de juego que a día de hoy está hasta en la sopa haciendo que gran parte de ellos pierdan nuestro interés por lo mal llevado al género. Es por ello que Inside sea esa bombona de oxígeno sumergida en el basto océano en el que todos nos encontramos metidos.

valoracion_inside

Deja un comentario