Análisis: Skyrim Special Edition – XONE/PS4/PC

El 11 de Noviembre de 2011 salia a la venta uno de los juegos con mas éxito de Bethesda, The Elder Scrolls V: Skyrim para Xbox 360, PS3 y PC. Cinco años después se anunció su remasterización para consolas de nueva generación, sabiendo que en las versiones de sus predecesoras vendieron la nada despreciable cantidad de más de veinte millones. ¿Estará esta edición a la altura de su nombre?

Skyrim es un RPG cuyo componente principal es el combate y la exploración en su mundo tan basto. Nuestro personaje tendrá la posibilidad de subir de nivel e ir obteniendo una serie de habilidades, con las cuales decidiremos si especializarnos en armas cuerpo a cuerpo o a distancia.

En Skyrim viviremos en la piel de, al que llaman, “Sangre de Dragón”. Tendremos que lidiar con una guerra entre “Los Capas de la Tormenta y “Los Imperiales”, así como alguna que otra Misión Secundaria interesante. Pero, no solo tendremos que lidiar con la guerra, ya que al ser llamado “Sangre de Dragón”, tendremos la posibilidad de comunicarnos con los dragones que amenazan al mundo y descubriremos multitud de secretos que enriquecerán la aventura.

skyrim-comparativa

Las dos principales novedades de esta edición es el apartado gráfico y la inclusión de mods, aunque también se le han añadido mejoras en las texturas, motor de iluminación y físicas, mayor resolución, y ahora disfrutaremos de un mundo más colorido que en el original. Una de los mayores lacras que tenía la versión original eran las caídas de frames tan pronunciadas y más en Play Station 3, pero gracias a la remasterización disfrutaremos de unos constantes 30 fps y carga de texturas más rápida. Aún con todo esto, la versión de Xbox One se ha visto afectada en su apartado sonoro, pero esperamos que Bethesda lance un parche en cuanto pueda. En resumen, en lo referente al apartado gráfico hemos salido ganando con una subida de resolución y algo de perdida en la definición.

Con respecto al Apartado Sonoro cabe destacar que seguimos teniendo uno de los problemas que teníamos en el original y no es otro que la sincronización labial, así como un problema en la calidad de sonido en Xbox One y PC (Algo en lo que Bethesda se ha percatado y va a solucionar mediante un pequeño Parche).

Sobre la Banda Sonora no vamos a cambiar de opinión y es que sigue siendo de sobresaliente, sobretodo su tema principal “Dragonborn” cantada por un coro de 80 personas.

skyrim

Otra de las novedades con respecto al original es la inclusión de mods en consola, aunque en PC han estado activos desde su versión original. Referente a los mods, su tamaño es limitado, siendo en Play Station 4 de un máximo de 1 GB y en Xbox One de 5 Gb. Teniendo en cuenta el peso de algunos mods, nos limitan a los más pequeños (Vestimentas, objetos, armas, etc.) pero la comunidad de jugadores nos ha llegado a sorprender en Fallout 4, por lo que veremos que nos encontramos en un futuro.

Antes de mostraros nuestras conclusiones finales, debemos informaros que la versión de PC es totalmente gratuita siempre y cuando aparezca en vuestra biblioteca de Steam la Legendary Edition. Las partidas guardadas serán compatibles, menos las referentes a consola (PS3 y Xbox 360) y además, esta edición especial contiene sus tres expansiones: Dawnguard, Hearthfire y Dragonborn siendo esta la última la que mas grande de todas.

skyrim-dragones

En conclusión, Skyrim Special Edition es una revisión del juego original añadiendo algunas mejoras gráficas y la inclusión de mods en consolas, pero que creemos que se podían haber trabajado más esta versión. ¿A que nos referimos? Especialmente en el apartado técnico, aunque esperamos que mediante un parche (algo muy de moda en esta generación) arreglen algunos bugs que ya tenía el original y sobretodo que Bethesda mejore las animaciones, aunque ya sería demasiado pedir. En definitiva, si ya tenéis el original no merece la pena volver a meterse en su mundo, pero si le tenéis cariño y los añadidos se os hacen interesantes, no dudéis en adquirirla.

valoracion_final-skyrim-special-edition

Deja un comentario