Análisis: Bioshock The Collection – XONE/PS4/PC

¿QUIERES?

Con esta premisa y con esta frase, creo que a todo el mundo que pudimos disfrutar en su momento del primer Bioshock, nos viene a la mente los recuerdos de merodear por aquella ciudad sumergida de Rapture.

Fue por aquel año 2007 cuando los jugadores de Xbox360 y PC, pudieron hacerse con este maravilloso juego. Para los de PS4 llegó un año más tarde, pero es que ninguna plataforma debía quedarse sin poder disfrutarlo.

2K e Irrational, agarrados de la mano junto a Ken Levine, nos trajeron esta maravilla la cual no vino sola. Viendo la aceptación que tuvo, vino la necesidad de continuar la saga, si bien Bioshock 2 no contó ni con Ken ni con Irrational, siendo para mí un juego que para rellenar estuvo bien pero que podría haberse vendido más barato y de otra forma, ya que los DLC’S estaban en pleno auge, más tarde apareció Bioshock Infinite, con los equipos del primero juntos, cerrando así una saga que merece estar en la ludoteca de cualquier persona que ame de verdad los videojuegos.

¿CÓMO OLVIDAR LA PRIMERA VEZ QUE ALGUIEN VE RAPTURE?

Estamos en la época de las compilaciones mejoradas. Nos hemos encontrado con Gears Ultimate collection, Borderlands una colección muy chula… Y unos cuantos que creo que ya ni me acuerdo. Con la intención de mejorar el apartado gráfico de las mismas y poder disfrutar de los juegos en un mismo pack, no dejan de salir al mercado. Cosa la cual me parece perfecto porque así podemos tener todo junto en una misma cajetilla.

Pues ahora vamos a describir un poco que se encuentra dentro de esta, que no es moco de pavo, la verdad.

Del infierno al cielo, así podría llamarlo claramente, historias diferentes pero con un mismo fondo de crítica hacía la sociedad de aquellas épocas. Como siempre me gusta profundizar un poco en las historias, pese a que muchos las habréis jugado y rejugado, pero para aquellos que no, viene bien que se conozca un poco de la trama.

bioshock-collection-ps4-jpg-optimal

¿QUIERES UN CHUTE DE ADAM?

Todas las personas quieren poder actuar en libertad. Andrew Ryan pensaba lo mismo. Así que en 1940, cuando la sociedad vivía sumergida metafóricamente, en lo que se conoce como poder mostrar sus habilidades, sus inventos, su potencial mental…, Andrew decidió cumplir su sueño y el de muchos. Construir una ciudad sumergida en el fondo del océano, alejada de la mano de los gobernantes, de religiones, en la cual cada persona podría dar rienda suelta a sus inventos y sus conocimientos siempre que esto ayudase a mejorar la calidad de vida de las personas.

El avión de Jack se estrella en 1960 junto al faro que lleva a Rapture. Todo lo bonito que se pinta mientras desciende, se queda en el camino. Al entrar en la ciudad, corrompida por una guerra civil a causa de hacerse con el poder de una sustancia llamada ADAM, la cual otorga de habilidades extremas a las personas que la consumen, provoca que la ciudad se haya sumido en un caos.

Luchando contra la gente que vive sucumbiendo a la adicción, se da cuenta de que ese no debe ser su mayor temor. Las Little Sisters son las que cosechan la sustancia, pero van protegidas por los Big Daddys… Jack también necesita el ADAM para sobrevivir, así que tendrá que decidir que camino escoger. No sin antes sufrir.

YO, BIG PAPI.

Esta historia no tiene mucho que ver con el anterior. Pero también nos hace profundizar más en la historia de Rapture.

Delta, es un Big Daddy el cual ha estado en coma diez años, su principal misión será ponerse en la búsqueda de la Little Sister que por aquel entonces protegía, Eleanor. Deberá adentrarse mas por Rapture y por caminos antes no investigados para poder dar con ella. Intentando protegerse de las Big Sisters, las cuales no lo pondrán nada fácil.

El principal motivo de este juego, es hacer que se vea la relación profunda que llevan un Big Daddy y una Little Sister.

bio-jpg

TRÁE A LA CHICA Y PAGARÁS TU DEUDA.

 A Booker no le queda mas remedio que ir a Columbia y realizar una misión para poder vivir tranquilo, de una vez.

Rumbo a Columbia, una ciudad flotante construida en 1893 y que pocos saben que existe, tendrá que sacar a Elizabeth de su torre para poder llevársela. Columbia, cumbre del patriotismo e impulsora del sueño americano, se ha transformado en una dictadura a manos de la persona que lo gobierna, Zachary Comstock. Obedece o muere.

Si bien, Bioshock 1 y 2 tienen de base la misma historia, Infinite no tiene nada que ver con lo anterior, pero todo va enlazado. Las claras diferencias entre los juegos son los ideales y el estado de gobierno por lo que se rigen Rapture y Columbia, y su estética.

  • Rapture, libre albedrío.
  • Columbia, obligaciones y racismo.

Pero ambas bellas.

ESTÉTICA, ESPLENDOR Y DECADENCIA.

Cuesta mucho crear mundos a partir de la nada. Crear utopías que la mente puede imaginar pero que nunca sabes si van a llegar a ser… Esto pasa con Rapture y Columbia:

  • Rapture ambientada en los años 50, con su estética Art-Decó, sus pasillos con el agua corriendo y cierto ambiente oxidado y oscuro.
  • Columbia, constantemente llena de luz, con su estética Steampunk manteniendo los aires de comienzos de siglo.

Si algo brilló de estos juegos en su tiempo fue por su calidad gráfica. Y en el que más se nota la mejora cuando jugamos esta colección es en el primero. Dado que para Infinite solo han pasado tres años, el ajuste se ha basado básicamente en que se vea como se veía en un buen PC de aquellos años. Pero Rapture si ha mejorado. Una mejora de texturas e iluminación que se nota nada más jugarlo. Supongo que han querido que primer niño de papá luzca mejor que nunca.

Pero hay que destacar el hecho principal de esta colección, que podamos jugarlo a 1080p y a 60 frames por segundo. Esto supongo que lo comentamos todos aquellos que analizamos y estamos totalmente de acuerdo en que el cambio se nota claramente. Quizás en Infinite si he notado algo de falla en las cargas de texturas, y en todos algunas ralentizaciones cuando se cargan los audios y cosas así, y algunas carillas pixeladas, pero cosas que si analizamos la magnitud de los tres juegos, quedan como secundarias.

También, como no, su maravilloso doblaje, sus efectos sonoros, tan cuidado que es una delicia auditiva. Desde siempre para mi este apartado, ha sido de 10.

bioshock2_1

PLÁSMIDOS Y VIGORIZADORES.

La jugabilidad es la misma. Pero me veo en el deber de explicar las diferencias de un juego a otro y los cambios notables que supuso.

Igual como siempre, plásmido y vigorizador en un lado, armas en otro. Ahora, ¿que diferencias hay?

  • Bioshock pone a disposición una serie de plásmidos inyectados los cuales nos otorgaban poderes, todos estos siendo mejorados al adquirir ADAM. El poder se acababa al hacer uso de ellos y teníamos que buscar las jeringas para inyectar y poder seguir utilizándolos. Cuantas más jeringas, mejor. Al igual que con los botiquines, que había que acumularlos para vivir.
  • Infinite ya cambiaba, los vigorizadores simplemente se beben y para su recarga hay que buscar botes de sales o los puestos de sales para lo mismo. Además de que no hay botiquines solo para recuperar lo establecido de vida porque se le añadió un escudo.

Otro cambio que se produjo es en el basado en la estrategia:

  • Bioshock consistía en el pirateo de cajas fuertes, torretas, expendedoras, para que todo fuese a nuestro favor.
  • En Infinite no existe el pirateo, aquí Elizabeth será nuestra mano derecha, abriendo puertas con ganzúas las cuales hay que buscar y abriendo brechas temporales para poder hacer uso de las torretas y otras cosas que se nos ofrecen. Además de coger el SkyHook, que tanto sirve de arma como para desplazarse por los raíles aéreos que inundan la ciudad.

De enemigos se cambian los Splicers, Big Daddys y Little Sisters por ciudadanos, policías, soldados patrióticos de hierro, Handymans y por el precioso Songbird que nos hará huir en más de una ocasión.

bioshock-the-collection_bioinfinite_elizabeth-tear_1920-0

EXTRA, EXTRA…

No podía ser una edición de colección si no nos ofreciese algo mas allá de los simples juegos. Que estos obviamente son los DLC’s que se pudieron disfrutar en su momento y alguna cosilla más.

En Bioshock como no hubo, pues tenemos el Museo de las Ideas Huérfanas, que nos muestra todo lo que pudo ser y no fué. Y salas para pelearnos con hordas de splicers enfadados.

Bioshock 2 nos ofrece La guarida de Minerva, otra historia con otro Big Daddy y Pruebas del protector, que se basa en proteger a las Little Sisters todo lo que se pueda.

Infinite tiene Panteón Marino, dividido en dos partes, el cual concluye de manera exquisita la explicación de los sucesos de la trilogía y Batalla en las nubes, en la cual volvemos a las hordas.

Y como buena edición, debían estar los comentarios del director, el señor Ken Levine, pero eso ya es cosa tuya el desbloquearlos.

bioshock-ed

La mente del sujeto luchará desesperadamente por crear recuerdos dónde no los hay…

Ponerle nota a algo como esto, me es duro, porque si por mi fuese, le daría la mejor, pese a los fallos que pueda tener.

Rapture desde el principio, me impactó y emocionó, la historia de las niñas, de sus habitantes, de su creador y de su antagonista. La locura de Sander Cohen, la belleza de Arcadia dónde las flores crecían en un mundo metálico destruido. Esos Big Daddys protectores, que sólo buscaban lo mejor para las niñas.

Columbia tan enorme, con tanta apariencia de libertad siendo en realidad una cárcel en la cual los ideales de las personas no eran tomados en cuenta. Su luminosidad, su oscuridad, SONGBIRD y Elizabeth.

Como dije y me repito, es INDISPENSABLE. Tiempos en los que un modo Historia te atrapaba sin la necesidad de jugar Online o en Cooperativo. La historia querías jugarlo tu solo y empaparte de todo.

Simple y llanamente, ESPECTACULARES.

valoracion_final-bioshock-collection

Deja un comentario