Análisis: Dark Souls III Ashes of Ariandel – XONE/PS4/PC

El contenido de Dark Souls 3 se expande a fecha del 24 de Octubre con este contenido descargable.  Podemos reabrir una vez más el eterno debate de los DLC o juegos vendidos por fascículos pero lo que es innegable es que algunos valen cada céntimo que pagas por ellos.

Esta vez debemos visitar el mundo pintado de Ariandel. Resulta imposible no acordarse del mundo pintado de Ariamis, aquel cuadro situado en Anor Londo en el primer Dark Souls.

Al avanzar a lo largo de este mundo, vemos muchas cosas que están relacionadas estrechamente con el trasfondo de los Dark Souls. Recordaros que únicamente el primero y el tercero están dirigidos por Hidetaka Miyazaki.

En un principio, deambular por las heladas tierras en busca de respuestas resulta un tanto pesado y monótono. Tras encender la primera hoguera y dar unos pocos pasos avistamos a nuestros primeros enemigos, soldados con un atuendo  similar al de la Legión no muerta que moran por estos lares. Cuando parece que ya no hay camino por el cual seguir, el suelo que pisamos se viene abajo y nos precipita sobre una manada de lobos hambrientos que marca el final de la parte aburrida del DLC.

ashes

No obstante, a lo largo del DLC veremos unos cuantos enemigos nuevos y otros que son variaciones de los ya vistos en el juego principal. Además, para conocer más detalles acerca de los enemigos a los que nos enfrentamos y en general del mundo pintado de Ariandel, debemos coleccionar todos los objetos al igual que en Dark Souls 3.

Dejando a un lado lo que componen los primeros minutos de nuestra estancia en este devastado mundo, es completamente objetivo decir que From Software lo vuelve a bordar en lo que al apartado artístico respecta. A lo largo de las cuatro o cinco horas de duración de este contenido descargable se hace una vez más alarde del espectacular despliegue audiovisual que caracteriza a la franquicia.

Ahora bien, centrándonos en lo que realmente importa en Dark Souls, la jugabilidad de “Ashes of Ariandel” es equiparable a la del título principal. En el mundo pintado encontramos unos cuantos conjuros nuevos y un anillo además de un buen número armas y armaduras. Eso sí, la mayor adición es el jefe final de éste, que sin lugar a dudas es uno de los más difíciles e inolvidables de Dark Souls 3. Para acabar un último apunte, la gran mayoría de cambios en la jugabilidad del título son a consecuencia de parches y actualizaciones (los cambios en los conjuntos de movimientos son un claro ejemplo).

En lo que respecta al multijugador, From Software ha incluido una arena PVP que se desbloquea al realizar cierta acción en el DLC. Activando el objeto que nos dan en la hoguera del Santuario, tenemos acceso a una cola de emparejamiento contra otros jugadores que nos transporta a una arena donde se dan lugar enfrentamientos de hasta seis jugadores.

dark-souls-3-ashes-of-ariandel-trailer-breakdown_njxn

Volviendo la vista atrás, todos recordamos los grandes problemas de rendimiento con los que se lanzó Dark Souls 3 en PC. Pues bien, a día de hoy hay que felicitar a los chicos de From Software por el buen trabajo que están haciendo con el título en la plataforma.

Durante las horas que he dedicado al DLC, la respuesta del juego ha sido en todo momento muy satisfactoria, sin ninguna bajada de cuadros por segundo en ninguno de los enfrentamientos.

En definitiva, Hidetaka Miyazaki ha conseguido una vez más que volvamos a rejugar la última entrega de una de las mayores sagas jamás creadas, esta vez visitando las frías tierras del mundo pintado de Ariandel. A pesar de que el contenido “Ashes of Ariandel” es algo escaso y no está al nivel de “El abismo de Artorias”, no es más que una forma de saciar nuestra hambre de Dark Souls hasta el último y esperado contenido que concluye la saga Souls.

Sin duda alguna el contenido no decepcionará a ningún fan de la saga y la corta duración se ve compensada por la calidad del mismo.

Por último, agradecer a Bandai Namco el código de PC aportado para realizar el análisis.

valoracion_final-dark-souls-3-ashes-of-arandiel

Deja un comentario