Análisis: Watch Dogs 2

Hoy en día prima mucho los juegos de mundo abierto y el análisis que hoy os ofrecemos es el vivo ejemplo. Ubisoft nos ofrece uno de los mundos abierto con más variedad y vida de cuantos hayamos jugado, ya que Watch dogs 2 nos trae todo lo contrario que tenía su antecesor.  Estamos ante un juego muy colorido, un enfoque mucho más juvenil en comparación con su primera entrega y una historia algo más trabajada,pero… ¿Es recomendable esta segunda parte?

Esta segunda parte mantiene las cosas buenas a lo visto en la primera entrega con Aiden Pearce, pero esta vez nos meteremos en la piel de Marcus Holloway. Este nuevo personaje tiene mucho más carisma y permite conectar con el jugador de una forma más directa, haciendolo mucho más facil una vez conocemos su circulo de “amigos” al ser un grupillo de jovenzuelos algo alocados pero con sus ideales.

Como bien he comentado hace un momento, Marcus no estará solo, ya que tendrá la ayuda de un grupo de hackers igual de carismáticos e incluso más al observar una complicidad entre ellos sin precedentes. Watch Dogs 2 nos brindara la posibilidad de recorrer la ciudad de San Francisco en donde podremos realizar todo tipo de actividades.

Centrandonos en la historia, una vez superemos el prologo, Marcus conocerá al grupo de Hackers “Dedsec”, un nombre que os será familiar para todo aquel que haya vivido la historia de Aiden Pearce. A partir de ese momento, comenzaremos nuestra batalla personal. El guión es simple, no vamos a negarlo, nosotros como “Dedsec” haremos frente a cualquier empresa que se aproveche de la tecnología con intenciones deshonestas y las utilicen para realizar acciones ilícitas. ¿Algo nuevo? No, pero gracias al buen hacer de los chicos de Ubisoft, Marcus será una caja de sorpresas.

Lógicamente no podremos actuar sin que tengamos al malo de turno en el juego,  ya que siempre estará por delante nuestra y hará que tengamos que superarnos en cada misión para poder detenerlo. Todos nuestros planes se llevaran acabo desde nuestra sede central, situada en el sótano de una tienda de comics y es de lo más completa con todo tipo de grafitis, carteles luminosos, gadgets, etc. Todo ello charlando de mientras como si estuviesemos con nuestro grupo de amigos sobre lo mal que esta la sociedad e intentando solucionar los problemas.

Como en todo juego de mundo abierto tendremos las misiones principales que nos harán avanzar en la historia y por supuesto unas secundarias algo interesantes. El problema radica en que son muy parecidas entre si, a la vez que divertidas, ya que nuestro objetivo es infiltrarnos en la base enemiga, robar información importante o piratear cualquier ordenador o aparato electronico que tengamos a mano o a tiro con camara de seguridad.

Aunque es cierto que el juego es repetitivo en cada una de sus misiones, no debemos quedarnos con esa parte y enfocarlo al odio que hoy en día se genera hacia este tipo de juegos. ¿Por qué? Más bien, porque en Watch Dogs 2 podremos realizar cada misión de varias maneras diferentes, únicamente tendremos que mirar a nuestro alrededor y veremos si podemos utilizar algún gadget para realizar la misión, si queremos entrar en acción o hacerlo todo sin que nos detecten, así que todo depende de nuestra creatividad a la hora de afrontar cada una de ellas.

Si como nosotros optas por realizar las misiones en modo sigilo, lo primordial es que te des una vuelta alrededor de tu objetivo observando si hay alguna entrada o que puedas utilizar para llegar a tu objetivo. También te encontrarás con un buen surtido de enemigos que tendrás que sortear, pero si por el contrario te gusta la acción no te hará falta realizar ninguna de las tareas que hemos comentado antes, simplemente entra, mata y finaliza la misión. ¿Conclusión? Si realizamos todo a lo descrito hace un momento, caeremos en el aburrimiento y tendremos la sensación de repetitividad que tanto se suele hablar.

En la saga Watch Dogs no destaca su mundo abierto como tal, sino que le dan toda la importancia a la interacción total con el escenario. Gracias a nuestros gadgets, podremos interactuar con cualquier aparato electrónico que haya a nuestro alrededor, bien sea el móvil de una persona que este hablando, semáforos, coches e incluso robar dinero a la gente simplemente metiéndonos en su móvil o piratear el dispositivo móvil de algún enemigo para poder colarnos en su zona mediante una distracción. ¿Divertido? Puede ser, pero puede llegar el caso en que una patrulla de Policia se percate de lo que este ocurriendo y vaya directo a por nosotros.

La IA de los enemigos no es que sea muy buena, ya que en cuanto demos la vuelta a una calle o a una pared ya dejaran de buscarnos. Aún así, tened en cuenta que cuando realicéis una acción en la calle y os pille un policía, pedirá refuerzos y entonces si estaréis en apuros ya que en inferioridad numérica tienes todas las de perder.

Marcus lleva consigo una pistola aturdidora que la podremos utilizar para no levantar sospechas entre los enemigos, pero también podremos realizar unas ejecuciones silenciosas dependiendo de la situación. También tendremos a nuestra disposición algunos accesorios mas avanzados, como un coche teledirigido con el cual nos colaremos en las bases enemigas para piratear puertas o aparataos eléctricos sin que nos vean.  Si optamos por la vía aérea tendremos un bonito dron aéreo, el cual nos ofrecerá una vista panorámica de la zona para asi marcar a los enemigos.

La jugabilidad esta muy lograda con las nuevas acciones de Parkour, los tiroteos o el modo sigilo, pero la cosa cambia cuando nos metemos en los vehículos al igual que pasaba en el primer juego.  El control deja mucho que desear, aunque no llega a los niveles de su antecesor, ya que la ausencia de realismo en los mismo hace que vayamos a toda velocidad y apenas nos de tiempo a tomar una curva (sobre todo en las motos) pero aun así es más llevadero y el trayecto se hace mucho mas cómodo que en la anterior entrega.

 

En el Apartado Gráfico se esperaba un downgrade, tal y como paso con su primera entrega, pero Ubisoft ha aprendido de sus errores y todo cuanto se ha ido enseñando ha sido tal cual lo ha ido mostrando en las continuas demos o gameplay. Después de la que se lio en Watch Dogs han hecho un buen trabajo y no han vendido humo.

A la hora de juzgarlo gráficamente, hay que tener en cuenta que estamos ante un juego de mundo abierto en donde tendremos interacción total con el escenario. Aunque encontraremos algunas pequeñas malas texturas o dientes de sierra, se les perdona al disfrutar del apartado artístico que destila el título. Si algo saben hacer los chicos de Ubisoft es eso, vemos como la mayoría de NPC tienen ropa diferente, van realizando actividades en nuestras narices e incluso interactuan con nosotros si llega el caso. Para poneros un ejemplo, nos vamos de paseo a un parque y da la casualidad que hay una serie de estudiantes en su clase de gimnasia, pues nosotros podremos piratear sus móviles para provocar algo de caos e incluso hacernos selfies con ellos, posando y todo.

El modo multijugador, es básicamente una versión mejorada de la primera parte. Tendremos la posibilidad de activar la opción online y desde ese momento cualquiera podrá colarse en nuestro mundo. Lo bueno es que podrán ayudarnos realizando misiones cooperativas o los veremos liándola en nuestra ciudad y todo esto se realiza sin que haya cortes de conexión (recordaros que la opción online la podréis activar o desactivar a vuestro antojo).

En el Apartado Técnico hemos notado algunas caídas de frame-rate en esta versión pero nada importante; en Xbox One va a 900p y 30 fps, en PS4 normal a 1080p y 30 fps, mientras que en PS4 Pro a 1800p reescalandolos hasta 4k y a 30 fps, esta última con problemas de frame rate que ya se han solucionado con el parche 1.04.

Respecto al sonido, el juego dispone de una Banda Sonora con temas conocidos y algunos del propio juego, pero sin duda lo mejor es el doblaje al español. Como bien nos tiene acostumbrados Ubisoft, el doblaje es de notable con una buena sincronización labial y muy bien implementadas.

En conclusión, estamos ante un juego que supera con creces a su antecesor ofreciéndonos un mundo abierto donde podremos realizar todo tipo de actividades, la variedad de realizar cada misión  y sobre todo con una San Francisco tan bien recreada con una vida maravillosa que descubrir dentro de ella. Nosotros os recomendamos el juego siempre que os gusten los sandbox, pero hoy en día son pocos los que intentan innovar en los mundos abiertos.

*Este análisis se ha realizado gracias a un código de Xbox One proporcionado por Ubisoft España

Deja un comentario