Análisis: Alwa’s Awakening

Allá por el año 2014 cuatro personas decidieron unir fuerzas para cumplir su sueño de crear un nuevo videojuego inspirado enteramente en grandes clásicos de NES. De esta forma nació el estudio Elden Pixels y tras varios años de trabajo al fin tenemos la oportunidad de disfrutar de su primer juego: “Alwa’s Awakening”, un juego de plataformas con inconfundibles aires retro tanto a nivel visual como sonoro.

El juego empieza contándonos como el hermoso y pacífico país de Alwa es atacado por un extraño ser llamado Vicar el cual, ayudado por sus cuatro secuaces, siembra el caos y la destrucción entre sus habitantes con la intención de hacerse con el control del país.

Ante tal situación, los ciudadanos deciden alzarse y luchar contra Vicar para recuperar lo que es suyo y para ello convocan a alguien que pueda ayudarles en tal empresa.
Así es como llega hasta las tierras de Alwa la joven Zoe, una chica venida de otro mundo y la heroína a la que controlaremos.

Nuestra misión será recorrer el país mientras nos adentramos en las diferentes mazmorras para derrotar a los esbirros de Vicar y así recuperar las gemas mágicas que han sido robadas a los habitantes de Alwa.

Al comienzo de la aventura nuestro primer deber será conseguir nuestra arma, un bastón que podremos usar tanto para golpear a nuestros enemigos como para realizar hechizos que iremos aprendiendo durante el transcurso de la historia.

Una vez armados, podremos ponernos manos a la obra con nuestra misión. A lo largo de nuestra aventura deberemos enfrentarnos a distintos enemigos y jefazos así como abrir algunas puertas para las que necesitaremos llaves o activar interruptores para poder continuar. En ocasiones, también nos encontraremos con algún npc que nos dará información o consejos para avanzar.

El nivel de dificultad al principio será básico aunque irá aumentando de forma progresiva hasta llegar a un punto en el que necesitaremos de toda nuestra precisión, habilidad e ingenio para superar los diferentes obstáculos y puzles que encontremos.

En cuanto al control, contaremos con una asignación de botones fija un tanto caótica  que irá resultando cada vez más complicada a medida que avancemos y necesitemos pulsar más teclas por lo que es aconsejable jugar con mando.

Dispondremos de un total de tres tipos de magias distintas para ayudarnos a superar los obstáculos que encontremos a nuestro paso.
El poder de crear un cuadrado, que nos servirá para bloquear ataques enemigos o usarlo como escalón,  a continuación el de invocar una burbuja, en la que podremos subirnos para llegar a sitios elevados y por último el poder del rayo, que servirá para abrir ciertas puertas o dispararlo contra los enemigos.

Podremos aumentar el poder de nuestra magia recogiendo los orbes azules que encontraremos a lo largo de nuestro viaje aunque si queremos conseguirlos todos nos tocará recorrer las zonas más de una vez ya que, hasta que no dispongamos de las tres magias, algunas zonas quedarán fuera de nuestro alcance.

Además, a lo largo de nuestra travesía por las mazmorras, nos encontraremos con varios puntos para guardar nuestro avance así como portales desde los que podremos teletransportarnos a otros sitios siempre y cuando hayamos activado previamente el portal de la zona a la que queremos ir.

Como pequeña ayuda informativa contaremos con un menú en el que podremos ver las gemas, magias, orbes azules y objetos en nuestro poder. También podremos consultar el mapa de la zona en la que nos encontremos, el cual irá apareciendo a medida que exploremos el lugar y que nos servirá para orientarnos en las laberínticas mazmorras.

En lo que se refiere al apartado técnico y sonoro algunos podrían considerarlo desfasado pero es justo su estética de 8-bits y sus melodías estilo chiptune lo que le da un encanto especial, dándonos la sensación de estar jugando a un videojuego de la época de NES.

Debemos puntualizar que aunque el juego cuenta con pocas conversaciones, el hecho de que únicamente se encuentre disponible con subtítulos en sueco e inglés puede ocasionar algún pequeño problema para quienes no tengan nociones básicas del idioma.

En conclusión Alwa’s Awakening” es un título que si bien no destaca por su historia o gráficos es un buen juego que hará las delicias de los jugadores más nostálgicos y de los amantes del género de plataformas.

Más información sobre nuestra forma de puntuar los juegos: http://rincondeljugon.com/sistema-de-valoracion-en-los-juegos/

Deja un comentario